Musicoterapia, estrés y trastornos de ansiedad

El sonido es materia, y las presiones  internas  pueden encontrar en la producción sonora una vía de salida, de transformación y sublimación.

La música posee la característica de ser un arte temporal y abstracto.  El momento en que se da el hecho musical es necesaria una organización y estructura, y mientras la música sucede todo nuestro organismo se “ajusta” a sus parámetros. También nuestro cerebro se organiza y encuentra un bálsamo en el orden temporal, en la organización en tiempo presente.

Son estos los principios que fundamentan que la música ofrece una vía de organización de conflictos internos,  y la base de un tratamiento musicoterapeutico en trastornos de ansiedad no solo pensada como un hecho catártico y expresivo sino estructural de la percepción de la información sensorial auditiva.